Producción de etanol directamente de la caña de azúcar.

 

Convocatoria 12, Energía.

Producción de etanol directamente de la caña de azúcar.

La producción de caña de azúcar en Guatemala es una actividad industrial del sector privado con una sólida infraestructura y una tecnología moderna que le permite competir exitosamente en el mercado mundial del azúcar. Por otro lado, el país es un importador neto de combustibles derivados del petróleo y la demanda muestra una tendencia de crecimiento conforme el país se desarrolla. El Brasil ha demostrado por muchos años las ventajas de mezclar etanol con gasolina; un programa digno de imitar. Varios ingenios en el país han instalado las llamadas destilerías anexas que producen etanol de las melazas, el cual se exporta en su totalidad, ya que en Guatemala todavía no se ha aprobado una legislación que regule la comercialización de mezclas gasolina-etanol. Para satisfacer una posible demanda local de etanol la cantidad total de melazas producidas no es suficiente. Esta situación se agrava si Guatemala piensa además sostener sus exportaciones de etanol. Por esta razón en el presente proyecto se ha establecido las condiciones apropiadas de desarrollo de la caña de azúcar para ser empleada directamente y en su totalidad en la producción de etanol. Se llevaron a cabo dos siembras en años distintos, periodo 2007-2008 y periodo 2008-2009, de dos variedades de caña en el campo PROESUR-UVG, localizado en Santa Lucía Cotzumalguapa, Escuintla. Se tomaron periódicamente muestras a diferentes estados de desarrollo y la caña molida fue transformada a etanol empleando cuatro distintas cepas de levaduras y la tecnología ExFerm a escala de frasco. Las cañas tuvieron un aumento acelerado de la longitud del tallo y del peso del mismo entre los 100 y los 200 DDS (días después de siembra). Los cambios estuvieron asociados a una disminución de la humedad, un aumento del azúcar total y un aumento progresivo de la sacarosa sobre la glucosa y la fructosa en los tallos. Se estableció que la máxima producción de etanol se alcanzó cerca de los 300 DDS, llegando a la aceptable cantidad de 80 litros de etanol por tonelada de caña fresca. En ese estado de desarrollo el consumo del azúcar fue de, o cercano a, 99% del contenido inicial. El monosacárido que resultó más difícil de transformar a etanol por las cuatro distintas levaduras empleadas fue la fructosa. En la caña de desarrollo precoz, aquella cerca de los 100 DDS, la sacarosa, que se encontraba en menor proporción que la glucosa o la fructosa, fue transformada a etanol únicamente en forma parcial por las levaduras empleadas.

Información:

Informe Final

Empastado y digital

Entrega Informe Final enero del 2010.
Descargar
Avance

Status: Finalizado

01/2010.
Carlos Edmundo Rolz Asturias.

 Correo Electronico:  Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Experiencia Académica:
  • Máster en Ingeniería Química, University of California, Berkeley, 1965.
  • Ingeniero Químico, Universidad de San Carlos de Guatemala, 1963.